fbpx

¿Quieres convertir tu piso en el hogar que siempre soñaste?. Pincha aquí. 🏠

Cómo combinar y escoger cojines

facebook escoger combinar cojines

También te puede interesar:


Primer paso: escoge tu paleta de colores

El color es lo que dará cohesión a tu conjunto de cojines. Si la base de color no está escogida con acierto, aunque el resto de los pasos sean los acertados nunca te terminará de quedar al 100% bien.

Dentro de la gama de color que escojas puedes incluir tonos más oscuros o tenúes. La forma más básica de escoger una paleta de colores es elegir unos tonos concretos y combinarla con neutros. Dentro de esa gama de color podrás incluir tonalidades más o menos intensas o tenues. Aquí tienes una opción muy básica estupenda para la nueva temporada estival.

Segundo paso: ahora tus texturas preferidas

Y ahora viene lo bueno y el paso dónde te podrás soltar la melena y dar rienda a tu imaginación. Para romper la monotonía del color puedes combinar diferentes materiales y texturas sin miedo.

¿Una combinación ganadora?. Un cojín liso, otro estampado y para finalizar otra unidad con una textura  o dibujo muy sencillo, por ejemplo unas rayas básicas.

Aquí te dejo algunos ejemplos de inspiración en dónde podrás observar que el nexo de unión es la paleta de colores, pero las texturas son muy variadas. ¿A qué queda muy vistoso?

Tercer paso: el tamaño sí es importante

Cómo regla general para apilar de forma estilosa tus cojines comienza por escoger los tamaños adecuados. Los cojines más grandes, entre 50 y 60 cms, darán apoyo a los más pequeños. Una vez hayas colocado los de mayor envergadura, coloca una siguiente “capa” de cojines de inferior tamaño, por ejemplo entre 45 y 55 cms, y así sucesivamente. Para finalizar rompe la simetría con algún cojín de formas más atrevidas o diferentes. Los  típicos cojines redondos o lumbares suelen funcionar muy bien en este sentido. Aquí te dejo algunos ejemplos de cojines de formas originales que te ayudarán a romper esa uniformidad.

Cuarto paso: la cantidad marca la diferencia final

No existe una regla exacta en cuanto a la cantidad, pero aportar un efecto de equilibrio en este aspecto es fundamental. Una buena orientación sería la siguiente: para una butaca un cojín lumbar es más que efectivo. Para un sofá de dos plazas dos o tres cojines quedan muy bien. En un sofá de un tamaño ligeramente superior inclínate por un conjunto de tres o cinco piezas.

Consejos finales

  • SÍ eres una persona práctica que valora ante nada su tiempo, puede que no te guste quitar y poner cojines en tu cama todas las mañanas y noches. Si es así busca otras opciones más cómodas para ti o terminarás odiando esos cojines tan monos que compraste con tanta ilusión.
  • Escoger demasiados estampados puede ocasionar fatiga visual, así que mucho  ojo a la hora de escogerlos.

Deja un comentario

Descubre otros posts recientes